Parroquia Santa Catalina

Aranda de Duero

Diócesis de Burgos

CUARESMA

CUARESMA: CAMINO DE CRECIMIENTO ESPIRITUAL

La Cuaresma que se nos puede presentar como camino de penitencia, debería ser para nosotros camino para ir encontrándonos cada vez más profundamente con Cristo. Con Él en nuestro interior, las cosas cobran sentido, todo lo que hacemos cobra un sentido especial… Las cosas buenas que hacemos, las malas y hasta lo que dejamos de hacer.

Vamos a marcar puntos para iniciar este camino:

REFLEXIONAR SOBRE NUESTRA PROPIA VIDA:

¿Hasta dónde somos capaces de comprometernos? ¿Hasta qué punto somos capaces de aceptar su voluntad?

 

DESCUBRIR QUE DIOS PONE SEÑALES EN NUESTRA VIDA:

Prestar atención para poder ver las luces con las que Dios nos va indicando el camino para llegar hasta Él.

 

RECORDAR COMO NOS QUIERE DIOS:

Toda la Cuaresma es un hermoso recordatorio de cómo Dios nos quiere a todos y a cada uno de nosotros, nos quiere santos, plenamente santos.

Renovad el espíritu y el corazón, dice el Señor, nuestro amor a los demás, será la mejor ofrenda.

 

AMAR COMO CRISTO AMA:

Amar a costa de uno mismo, el auténtico amor es capaz de romper los propios egoísmos.

 

VIVIR COMO CRISTO NOS HA ENSEÑADO.

Tenemos que ser coherentes con lo que pensamos, decimos y actuamos por amor a Cristo.

 

ABRIR NUESTRO CORAZÓN AL DON DE DIOS:

Todos los días de nuestra vida son un don de Dios.

 

JESÚS ES LA MEJOR OPCIÓN EN LA VIDA:

A veces nuestras decisiones nos llevan por otros caminos y olvidamos lo afortunados que somos al descubrir que somos personas amadas, que no estamos solos y que tenemos el don de hacer felices a los demás ¡¡AMANDO!!

 

JESÚS ESTÁ CON NOSOTROS, DIOS ESTÁ CON NOSOTROS… VAMOS A REFLEXIONAR SI NUESTRO CORAZÓN ESTÁ REALMENTE PUESTO EN DIOS, O EN NUESTROS CRITERIOS HUMANOS.

CUARESMA, TIEMPO DE CONVERSIÓN

La Cuaresma es tiempo de convertir nuestra vida y prepararse con el fin de caer en la cuenta del significado que encierra  y celebrar, en la Pascua, el fruto y triunfo de la Cruz: la Resurrección.

El ayuno que Dios quiere es:

- Que no hagas gastos superfluos.

- Que ofrezcas tu tiempo al que te lo pida.

- Que prefieras servir a ser servido.

- Que veas a todo hombre, como a un hermano.

- Que veas en el pobre y al que sufre a Cristo.

- Que esperes cada día una nueva humanidad.

 

La abstinencia que Dios quiere es:

- Que no seas esclavo del consumo, el juego, las modas.

- Que te abstengas de tanta televisión y vídeo.

- Que no seas esclavo del sexo, ni da nada.

- Que te abstengas de palabras necias y ociosas.

 

La ceniza que Dios quiere es:

- Que no te creas santo o te creas “algo”, porque Grande y Santo solo es Dios.

- Que no te deprimas, ni te acobardes, pues Dios es tu victoria.

- Que aprecies el calor de las cosas sencillas.

- Que valores más la calidad que la cantidad.

- Que vivas el  momento presente, sin tantos miedos y añoranzas.

- Que estés abierto siempre a la esperanza.

- Que ames la vida y la defiendas.

- Que no temas la muerte, porque siempre es PASCUA.

 

© Parroquia Santa Catalina 2017

info@parroquiasantacatalina.com

Teléfono: 947501951