Parroquia Santa Catalina

Aranda de Duero

Diócesis de Burgos

UNCIÓN DE ENFERMOS

CELEBRACIÓN DEL SACRAMENTO DE LA UNCIÓN A LOS ENFERMOS

(Parroquia de Santa Catalina)

 

 

MONICIÓN DE ENTRADA

 

 Estamos aquí  reunidos una semana más para celebrar el domingo, el día del Señor. Para celebrar la alegría de su  presencia entre nosotros y la vida nueva que  él nos da. Hoy, nuestra celebración tiene un tono peculiar. Un grupo de miembros de nuestra comunidad va a recibir el sacramento de la Unción, el sacramento con el que Jesucristo se acerca a ellos con su fuerza, para acompañarles,  confortarlos y llenarlos de vida.

 

 Bienvenidos todos vosotros, los que vais a recibir el sacramento de la Unción. Hoy Jesucristo vendrá a vosotros y os afirmará con su  gracia. El os ayudará a vivir con serenidad, con confianza, con paz, con amor y cariño hacia los demás. Y,  unidos a él, seguiréis anunciando a todos que la vejez, la enfermedad y el sufrimiento nunca podrán quitarnos nuestra esperanza. Al recibiros hoy en nuestro encuentro dominical, aprovechamos este momento para agradecemos  vuestra entrega, vuestro trabajo, todo lo que habéis aportado a  nuestra sociedad y, sobre todo, el testimonio de vuestra fe, la fe que ahora todos unidos vamos a celebrar. Comencemos con alegría esta eucaristía.

 

ORACIÓN

 

 Señor Jesucristo, redentor de los hombres, que en tu pasión quisiste soportar  nuestros sufrimientos, te pedimos  por estos hermanos nuestros que van a recibir el sacramento de la Unción de los enfermos, dales fortaleza en su debilidad, aviva en ellos la fe y la esperanza y reconforta su cuerpo y espíritu. Por Jesucristo nuestro Señor.

 

 

PRESENTACIÓN DE LOS QUE VAN A RECIBIR LA UNCIÓN

 

 Vamos  a celebrar ahora el sacramento de la Unción, en el que nuestros hermanos recibirán, por la imposición de las  manos y la unción con el óleo santo, la fuerza de  Jesucristo, que cura y salva.

 

 

ACCIÓN DE GRACIAS SOBRE EL ÓLEO

 

Demos  ahora gracias a Dios por el óleo con  el que ungiremos a nuestros hermanos. Podéis  responder a cada invocación diciendo: Bendito seas por siempre, Señor.

 

 Bendito seas, Dios, Padre todopoderoso, que por  nosotros y por nuestra salvación  enviaste tu Hijo al mundo. R/Bendito seas por siempre, Señor.

 

 Bendito seas, Dios, Hijo unigénito, que te has rebajado haciéndote hombre como nosotros, para curar nuestras enfermedades.  R/Bendito seas por siempre, Señor.

 

 Bendito seas, Dios, Espíritu Santo Consolador, que con tu poder fortaleces la debilidad de nuestro cuerpo. R/ Bendito seas por siempre, Señor.

 

 Fortalece, Señor, a estos hijos tuyos, a quienes ahora, llenos de fe, vamos a ungir con el óleo santo; haz que se sientan confortados en su debilidad y aliviados en sus  enfermedades y sufrimientos. Por  Jesucristo nuestro Señor. Amén.

 

 

IMPOSICIÓN DE LAS MANOS Y UNCIÓN DE LOS SACERDOTES

 

(El celebrante y los sacerdotes concelebrantes imponen las manos en silencio sobre la cabeza de cada enfermo. A continuación, los unge en la frente y en las  manos diciendo: )

 

 Por esta Santa Unción y por su bondadosa misericordia te ayude el Señor con la gracia del Espíritu Santo. R/. Amén.

 

 Para  que, libre de tus pecados, te conceda la salvación y te conforte en tu enfermedad. R/ Amén.

 

 

ORACIÓN

 

Señor, mira con bondad a nuestros hermanos que, sintiéndose débiles por el peso de sus años,  piden recibir la gracia de la santa unción para bien de su cuerpo y de su alma; concédeles que, confortados con el don del Espíritu  santo, permanezcan en la fe y en la esperanza, den a todos ejemplo de paciencia y así manifiesten el consuelo de tu amor. Por J.N.S. Amén

 

 

ORACIÓN UNIVERSAL

 

Presentemos nuestras plegarias a Dios, nuestro Padre. Oremos por el mundo entero y por la Iglesia. Oremos hoy, especialmente, por estos hermanos nuestros que han recibido el sacramento de la santa Unción. Respondemos a cada petición diciendo: Escúchanos, Padre.

 

1.- Para que el Espíritu de Dios llene el corazón de nuestros hermanos que acaban de recibir la santa Unción, y les comunique su fuerza y su alegría. Oremos al Señor.

 

2.- Para que les sostenga en sus dificultades y mantenga siempre viva en ellos la llama de la fe y de la esperanza. Oremos al Señor.

 

3.- Para que todos los que, en cualquier lugar del mundo, sufren en el cuerpo o en el espíritu encuentren en Dios fortaleza y paz. Oremos al Señor.

 

4.- Para que los que se dedican al cuidado de los enfermos o a la investigación, para curar las enfermedades, realicen su tarea con espíritu generoso y Dios les bendiga con su bondad. Oremos al Señor.

 

5.- Por la Iglesia y por todos  los que estamos aquí reunimos, que dentro de unos instantes compartiremos la mesa de la Eucaristía, para que vivamos la alegría de la Fe. Oremos  al Señor.

 

 Mira bondadoso, Señor, a estos hermanos nuestros enfermos y a todos los que sufren. Hazle sentir tu amor, haz que ponga siempre en ti su esperanza. Por N.S.J.. Amén.

 

 

 Con el Sacramento de  la Unción de Enfermos se obtiene consuelo, paz y ánimo; se obtiene el perdón de los pecados (si el enfermo no ha podido obtenerlo por el sacramento de la reconciliación), restablece la salud corporal (si conviene a la salud espiritual) y prepara para el paso a la vida eterna.

© Parroquia Santa Catalina 2017

info@parroquiasantacatalina.com

Teléfono: 947501951